Córcega: un paraíso en el Mediterráneo

En estos siete días y más de mil kilómetros visitamos pueblos imposibles esculpidos en montañas, luchamos contra el viento junto a molinos a lo Don Quijote, nos encaramamos a ciudades colgadas de acantilados, buceamos en islas salvajes, presentamos nuestros respetos a Napoleón, paladeamos quesos corsos e incluso tuvimos tiempo para torear vacas en la playa (literalmente).

Vacaciones en la “Isla de la Belleza”

Pues eso, estrenamos sección de viajes. Si todo va bien en una semana estaré recorriendo las sinuosas carreteras de Córcega en una furgoneta repleta de equipaje, persona(je)s y curiosidad.